La Destrucción de Jerusalén
(Señales del “Fin”)
 

 
 


Introducción:
      A. Es muy importante estudiar este tema porque es tipo del juicio final.
      B. Exhortaciones acerca de Noé y Lot son aplicables a ambos eventos.

I. El “fin” – no el fin del mundo sino de Jerusalén,
Ø  Mat. 24:1, “templo”; 2, “no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada”
Ø  V. 3, “fin (consumación) del siglo”
Ø  V. 6, “aun no es el fin”
Ø  V. 13, “persevere hasta el fin”
Ø  V. 14, “entonces vendrá el fin”

II. Señales antes del fin
Ø V. 5, 23-28, falsos cristos
Ø V. 7, guerras, pestes, hombres, terremotos
Ø V. 9, 10, persecución severa
Ø V. 11, falsos profetas
Ø V. 12, la maldad multiplicada, invasiones, matanza de miles
Ø V. 14, “evangelio predicado a todo el mundo,” Col. 1:23.
Ø “entonces vendrá el fin.”

III. Ejército romano iba a poner sitio a Jerusalén.
Ø Mat. 24:15, abominación desoladora (gentiles en el santuario).
Ø Luke 21:20, “Jerusalén rodeada de ejércitos. ”
Ø Luke 21:22, “días de retribución”, llegaron en la primavera del año 70 del primer siglo.

IV. Al ver estas señales, los discípulos deberían huir de Jerusalén y Judea.
Ø Mat. 24:16-18; Luc. 21:21, huir de Judea a los montes, no entrar en Judea.
Ø Luc. 17:31-33, No tratar de sacar cosas de sus casas.
Ø Esta profecía y advertencia dadas para salvar la vida de los discípulos. Los judíos incrédulos se reunieron en Jerusalén y en el área del templo, pensando que era el lugar más seguro, pero en realidad era el lugar más peligroso. Había matanza de muchos miles de judíos.

V. “Habrá entonces gran tribulación”.
Ø  No sería tribulación de siete años después del “rapto secreto”, sino en Jerusalén y en Judea en al año 70.
Ø  Luc. 21:23, “¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días!”
Ø  Luc. 21:24, “caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones” (mayormente a Egipto).

VI. La caída completa y final del judaísmo.
Ø  Mat. 24:29-31, “inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas”
Ø  El mismo lenguaje fue usado en Isa. 13:10 para describir la caída de Babilonia.
Ø  Dicen muchos, “Pero suena como el fin del mundo”. Era el fin del mundo para Babilonia y el judaísmo.
Ø  Joel 2:30-32, citado por Pedro, Hechos 2:16, 17. “esto es lo dicho por el profeta Joel: Cambio de gobierno: el fin del judaísmo y el principio del reino de Cristo.
Ø  El “eclipse” descrito por Jesús y Pedro era el eclipse del judaísmo.
Ø  La llegada del Espíritu Santo era la llegada del reino de Cristo.

VII. La “venida” del Hijo del Hombre.
Ø Mat. 24:30, “verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria”. Esto no se refiere a su segunda venida (2 Ped. 3:10). Compárese Juan 14:18, “vendré a vosotros”; el contexto indica que esta venida sería en la Persona del Espíritu Santo.
Ø  El contexto (Mat. 24 con Luc. 21) indica que la venida prometida en Mat. 24:30 sería en la persona del general romano que sería usado por Dios para castigar a los judíos.
Ø  “viniendo sobre las nubes del cielo”. Compárese Isa. 19;1, se usa el mismo lenguaje para describir el castigo de Egipto.
Ø  Mat. 24:27, vendría como relámpago. Los discípulos no deberían escuchar a los que decían, “Mirad, está en el desierto, etc.” porque los ejércitos romanos serían visibles a todos.
Ø  Mat. 24:28, “Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allá se juntarán las águilas”. Así era Jerusalén, como “cuerpo muerto” y atraía su propia destrucción.
Ø  Mat. 24:34; Luke 21:32, “no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca”.
Ø  Mat. 23:36, “todo esto vendrá sobre esta generación”; v. 38, “vuestra casa os es dejada desierta”.
Ø  Muchos religiosos insisten en que “generación” significa “raza”; es decir, que estas cosas sucederán antes de que se acabe la raza judaica, pero tal “interpretación” no tiene base alguna. Tales maestros simplemente no quieren aceptar lo obvio.
Ø  Sin duda alguna Jesús se refería a los judíos que estarían vivos en el año 70. Mat. 23:36 nos da evidencia concluyente de esto.

VI. El significado y los resultados de este gran evento.
       A. Profecías cumplidas para confirmar la inspiración de las Escrituras.
           
Ø A. T., Lev. 26; Deut. 28.
           
Ø N. T., Mat. 24; Mar. 13; Luc. 17, 21.
           
Ø  Muchos de los que estaban vivos cuando Jesús pronunció esta profecía estaban todavía vivos cuando se cumplió.

      B. Confirmó que Jesús de Nazaret era el Mesías.
           
Ø  Los registros genealógicos destruidos por fuego en el año 70.
           
Ø  Por eso, después de esa fecha era imposible probar que otro fuera de la simiente de Abraham, de la tribu de Judá y de la familia de David. Véase Mat. 1.

      C. Terminó la práctica del judaísmo bíblico.
           
Ø  Ya no hubo sacerdocio, sanedrín, sacrificios (el templo, el único lugar donde podían ofrecerlos, quedó completamente destruido).
           
Ø  El llamado “retorno” de los judíos en 1948 era insignificante.
           
Ø  El sol, la luna y las estrellas del judaísmo quedaron sin luz.

      D. Produjo una separación clara entre el judaísmo y la iglesia de Cristo,
           
Ø  Muchos pensaban que la iglesia de Cristo era otra secta de los judíos.
           
Ø  Véase Hechos. 28:22. Con el fin del judaísmo se eliminó esa confusión.

      E. Puso fin al poder perseguidor del judaísmo (Hech. 4- 28).
           
Ø  Luc. 21:28, “Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca”-

      F. Nos ayuda a entender ciertos textos.
           
Ø  Heb. 10:25, “cuanto veis que aquel día se acerca”, al observar las señales que Jesús mencionó.
           
Ø  Santiago 5:8, “la venida del Señor se acerca”, escrita a “las doce tribus que están en la dispersión”.
           
Ø  1 Ped. 4:7, “el fin de todas las cosas se acerca”. No la segunda venida de Cristo, 2 Ped. 4:10.

Conclusión:
Ø  Destrucción de Jerusalén es un ejemplo del juicio de Dios, como el diluvio y Sodoma.
Ø  Pero las señales (Mat. 24:6, 7) no son señales de la segunda venida de Cristo que será como la venida del ladrón, no anunciado.
Ø  1 Tes. 5:1-3, “el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche … no escaparán”.
Ø  1 Ped. 4:17, “¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio?”

* * * * * * * * * * *

 

Free Site Counters

A página principal