IMITAR A PABLO

IMITAR A PABLO

1 CORINTIOS 4:16-17

 

INTRODUCCIÓN.

      A. 1 Corintios 4:16, 17, “Por tanto, os ruego que me imitéis. 17 Por esto mismo os he enviado a Timoteo, que es mi hijo amado y fiel en el Señor, el cual os recordará mi proceder en Cristo, de la manera que enseño en todas partes y en todas las iglesias”.

     B. 1 Corintios 11:1, Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo”.

 

I ¿POR QUÉ DEBERÍAN LOS CORINTIOS SER IMITADORES DE PABLO?

     A. Los hijos imitan a sus padres. 1 Corintios 4:15, “…aunque tengáis diez mil ayos en Cristo, no tendréis muchos padres; pues en Cristo Jesús yo os engendré por medio del evangelio”. Pablo era su “padre” en el sentido de haber predicado el evangelio en Corinto y de esta manera los “engendró”. “…y “muchos de los corintios, oyendo, creían y eran bautizados” (Hechos 18:8). 1 Pedro 1:22, 23, Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro; 23 siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre”.

        1. Los muchos “ayos” (tutores, maestros) que los corintios tenían no eran dignos de ser imitados porque ellos, siendo falsos maestros solamente querían exaltar a sí mismos y ser cabezas de partidos. Estaban “envanecidos” (1 Corintios 4:18, 19) queriendo mezclar la sabiduría humana con el evangelio puro (1 Corintios 2:5, 13). Por lo tanto, en lugar de imitar a Pablo como hijos fieles obraban en contra de él.

        2. 1 Corintios 10:12, “Porque no nos atrevemos a contarnos ni a compararnos con algunos que se alaban a sí mismos; pero ellos, midiéndose a sí mismos por sí mismos, y comparándose consigo mismos, no son juiciosos”. 2 Corintios 11:13-15, “Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. 15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras”.

   B. Pablo era embajador de Cristo. 2 Corintios 5:19, 20, Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. 20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios”. Siendo embajador Pablo tenía y tiene plena autoridad para enseñar y mandar en nombre de Cristo. 1 Corintios 14:37, “Si alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor”.

 

II. LOS APÓSTOLES ESTABLECIERON EL PATRÓN PARA LA IGLESIA.

     A. 1 Corintios 4:17, “Por esto mismo os he enviado a Timoteo, que es mi hijo amado y fiel en el Señor, el cual os recordará mi proceder (mis caminos) en Cristo, de la manera que enseño en todas partes y en todas las iglesias”.

     B. Filipenses 4:9, “Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros.

     C. 2 Timoteo 1:13, “Retén (conserva) la forma (copia calcada o idéntica, modelo, patrón, modo de proceder en algo) de las sanas palabras que de mí oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús”.

     D. El evangelio (Romanos 1:16), buenas nuevas que creer, mandamientos que obedecer, promesas que gozar. Obedecer al evangelio: oír y creer (Romanos 10:17, Hechos 16:30); arrepentirse (Lucas 13:3, 5); confesar a Cristo como el Hijo de Dios (igual a Dios, Juan 5:18; Mateo 10:32); bautizarse (sumergirse en agua, Hechos 8:35-39) en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Mateo 28:19) para el perdón de pecados (Hechos 2:38), y para ser añadido a la iglesia de Cristo (Hechos 2:47).

     E. El culto. Cantar (Efesios 5:19; Colosenses 3:16); orar (Hechos 2:42); enseñar/predicar (Hechos 20:7); cena del Señor el primer día de la semana (Hechos 20:7; 1 Corintios 11:23-27); ofrenda el primer día de la semana (1 Corintios 16:1, 2).

     F. Autonomía de la iglesia. Ancianos en cada iglesia. Hechos 14:23.

 

III. IMITAR LA SANTIDAD Y LA DEVOCIÓN DE PABLO.

     A. Su actitud hacia la vida pasada. Filipenses 3:7, 8, Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo”.

     B. Su concepto del arrepentimiento y dominio propio. 1 Corintios 9:27, “Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire,

27 sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado”.

     C. Su concepto de la vida del cristiano. Gálatas 2:20, Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”. Filipenses 1:20, 21, “conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada seré avergonzado; antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también será magnificado Cristo en mi cuerpo, o por vida o por muerte. 21 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia”.

     D. Dispuesto a sufrir por la causa de Cristo. 1 Corintios 4:9-13; 2 Corintios 11:23-28.

 

IV. IMITAR LA CONFIANZA Y ESPERANZA DE PABLO.

     A. 2 Timoteo 1:12, “Por lo cual asimismo padezco esto; pero no me avergüenzo, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día”.

     B. Filipenses 1:22, 23, “… entonces qué escoger. 23 Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor”.

     C. 2 Timoteo 4:6-8,  Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida”.

 

CONCLUSIÓN.

     A. Hechos 26:28-29, Entonces Agripa dijo a Pablo: Por poco me persuades a ser cristiano.

29 Y Pablo dijo: ¡Quisiera Dios que por poco o por mucho, no solamente tú, sino también todos los que hoy me oyen, fueseis hechos tales cual yo soy, excepto estas cadenas!” Pablo está en la presencia de un gobernador romano (Festo) y un rey (Agripa). ¿No debe estar temblando y pidiendo misericordia? “No debería estar pensando que le gustaría ser como esos dos hombres eminentes? No, por el contrario, él dice que le gustaría que ellos fueran como él (con la excepción de las cadenas).

     B. 1 Corintios 4:17,  “Por esto mismo os he enviado a Timoteo, que es mi hijo amado y fiel en el Señor, el cual os recordará mi proceder en Cristo, de la manera que enseño en todas partes y en todas las iglesias”.

        1. ¿Cómo podía enseñar de la misma manera en todas partes en todas las iglesias si una iglesia era bautista, otra era metodista, otra era católica, etc.? ¿Habrían aceptado esta misma doctrina de Pablo en todas las iglesias?

        2. Pablo estableció iglesias de Cristo. Romanos 16:16,  “Saludaos los unos a los otros con ósculo santo. Os saludan todas las iglesias de Cristo”. Nunca estableció una denominación.